Los autos del G20: desde un Audi a tanques con fusiles

Los Presidentes de las grandes potencias mundiales arribaron al país en inmensos aviones que coparon Ezeiza. Pero no solo eso: se trajeron sus vehículos para desplazarse, con modelos de serie hasta blindados a medida

El G20 copó la Ciudad de Buenos Aires, y mientras que los ciudadanos locales buscan adonde escapar de un lugar prácticamente sitiado, con calles cortadas y un tránsito alterado, los Presidente de países como Estados Unidos, Francia, China y Alemania, entre otros, tienen todo organizado para desplazarse a medida.

Para este encuentro cumbre que tiene como sede la Argentina, los mandatarios se trajeron sus vehículos. Y hay propuestas para todos los gustos.

Sin dudas que “La Bestia” de Donald Trump y el súper blindado de Vladimir Putín, “El Aurus”, son los que más llaman la atención, pero hay otros modelos que también tienen lo suyo y sobresalen en la calle, por su exotismo o simplicidad.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, saliendo del Ateneo en un Audi A8L

Por ejemplo el presidente de Francia, Emmanuel Macron, eligió para desplazarse un Audi A8L. El mandatario sorprendió con una visita a una librería, El Ateneo (ubicada en la Avenida Santa Fe casi esquina Callao), donde llegó en el auto alemán y recorrió el lugar. Luego, al retirarse, se paró en el zócalo del auto y desde allí saludó a los curiosos. 

En su país, desde que asumió, su vehículo oficial es un modelo “francés”, y es nada menos que el nuevo DS7 Crossback, el primero de la marca que fue diseñado de manera independiente de Citroën, automotriz que la cobijó hasta hace cuatro años.

El príncipe saudí eligió un Mercedes Benz S600 para movilizarse y otros como autos escoltas

Otro que eligió un auto más convencional para desplazarse es el príncipe saudí Mohamed bin Salman, quien aterrizó en Ezeiza y se subió a un Mercedes-Benz S600. 

Por otro lado, lo más llamativo, aunque no traslada a su mandatario pero sirve para cuidarlo, ha sido la donación de China, que. Desde ese país llegaron cuatro vehículos blindados CSK 162  que tienen capacidad para cinco personas, con una carrocería resistente a las armas de fuego. Además está equipado con malacate, palas, poleas y portafusiles, neumáticos con inflado automático y dos tanques de combustible. 

A esto se suman 30 motos y scaners antiexplosivos destinados para que sean utilizados por los grupos especiales GEOF, GE1 y miembros de la Policía Federal.

En cuanto a los ya populares “Bestia” y “Aurus”, el primero no es el original que usa Trump en Estados Unidos, sino que en este caso se desplazará a bordo del Cadillac One que utilizó Barack Obama desde el primer día de su mandato.

El Cadillac que usó Barak Obama, el elegido por Trump para movilizarse en el G20

Tiene carrocería y chasis reforzado para soportar un ataque, resiste explosiones de bombas y disparos de armas de guerra, y consume alrededor de 27 litros cada 100 km.

Vehículo oficial de Donald Trump que utiliza en EE.UU

En el caso de Putín, eligió una limusine que forma parte del proyecto Kortezh, destinado a producir autos para personalidades del Estado. Tiene más de seis metros de largo y cinco toneladas de peso, posee un blindaje que soporta balas de alto calibre y hasta explosiones. 

El exclusivo modelo de Putín, el cual se estrenó el día que asumió su cargo

El proyecto Kortezh (‘cortejo’, en ruso) comenzó en 2012 y contempla el desarrollo de una familia de vehículos con funciones especiales: una miniván, un sedán de clase empresarial, una limusina para las primeras personalidades del Estado y un todoterreno para sus guardaespaldas. Putin lo estrenó el día de su investidura.

Junto con este despliegue sobre ruedas, los aviones que traspasaron el cielo argentino no fueron menos llamativos. 

Donald Trump llegó en un Air Force One (un Boeing 747-00B) acompañado por otras 45 naves. Entre ellas, los Boeing C-17A Globemaster III. Por otro lado, unos seis aviones se instalaron en el aeropuerto de Carrasco, en Uruguay, con funciones de radar y carga de combustible.

En el caso del heredero de la corona saudí, cuenta con 13 aeronaves a disposición, aunque llegó en un Boeing 747-468 también muy especial y diferenciado por una frase llamativa: “Dios te bendiga”.

Putín, en su caso, arribó con 9 aeronaves; mientras que la delegación del presidente Xi Jinping cuenta con cuatro, lo mismo que Michel Temer de Brasil.

Ciudad cumbre, Buenos Aires, está viviendo un momento histórico: personalidades importantes, autos jamás vistos y un sin fin de noticias que la dejan, por estos días, en el centro de las noticias de todo el mundo.