Autor del archivo

KTM RC 200: Prueba de manejo

Nos pusimos al frente de la pistera más pequeña del mercado. Con 26 CV y un peso de 137 kilos, se posiciona como la mejor en relación peso/potencia. La aceleramos por el camino del Cóndor Copina (Córdoba). Aquí nuestra sensación de manejo de este pequeño “torpedo”.

KTM Duke 390

Hace exactamente tres años, KTM puso el ojo en la mira en aquellos motociclistas que no se sentían atraídos por el tipo de modelos de enduro y Cross, con el que tan buena fama alcanzó la firma austríaca. Fue así que propuso a la Duke 200, una naked de baja cilindrada, que sedujo por su diseño sin carenado y el cual tiene en la actualidad una muy buena cabida.

Muy poco tiempo pasó, para que apareciera su hermana mayor. Hablamos de la Duke 390, con la cual KTM, empezó a cubrir la brecha de aquellos que los 26 CV de la 200cc le quedaban escasos.

Con las Duke liderando las ventas de la firma en el país, KTM no ha querido dejar pasar la oportunidad de llegar a esos clientes que pretendían una moto de aspecto más deportivo. De esta forma lanzó la KTM RC 200, la primer pistera pequeña de la marca.

KTM RC 200- parador_DSC2446

El parador Terrazas de Copina es, además de una de las paradas obligadas para degustar sus típicos sandwich de bondiola o salame, el “bunker” donde todos los “finde” decenas de motociclistas aprovechan para estirar las piernas, para luego seguir disfrutando de uno de los mejores trazados urbanos para deambular a bordo de una motocicleta.

Hasta allí, llegó Motriz el pasado viernes, luego de ser invitados por la concesionaria oficial de KTM, Quality Bikes, para tener el primer contacto con la pequeña pistera. Para ello, se pusieron a disposición diez ejemplares de la RC 200, la cual se encuentra a la venta desde hace dos semanas en nuestro mercado.

Salta a la vista lo logrado de la estética de este modelo. Se trata de una gran simuladora, que aparenta ser una moto mucho más potente y agresiva de lo que es en realidad. Su afilado frontal con su particular juego de luces y sus luces de posición de led, le dan una mirada realmente que intimida.Pero tanto su carenado, como su tanque de combustible de líneas rectas y su colín levantado, le terminan por dar una imagen realmente agresiva.

KTM RC 200- detalles_DSC2564

Por dentro,la flamante KTM RC 200, mantiene el mismo motor que la Duke 200. Es decir, es un mono cilíndrico 4T de 200cc que entrega su torque máximo de 19.2 Nm y una potencia de 26 CV.

“El motor es el mismo que el de la Duke, cambia el chasis y la disposición de la batería, la relación de su caja de seis marchas, el carenado lógicamente es distinto y la posición de manejo del manubrio es también totalmente distinta”,explica Lucrecio Vázquez, titular de Quality Bikes.

KTM RC 200- detalles_DSC2560

Pero no solo el motor es el mismo que la Duke 200. Conserva también el chasis y parte ciclo habiéndose modificado la geometría y posición de conducción. Atrás quedó el manillar para pasar al semi-manillar por debajo de la tija, los pedalines más altos y un tanque de nafta sensiblemente más estrecho que ha restado un litro al tanque origina (diez en lugar de once).

KTM RC 200- detalles_DSC2575

El asiento ha sido elevado 20 mm para adaptarse a una postura más deportiva, la distancia entre ejes se ha recortado en unos inapreciables 47 mm y las horquillas invertidas de 43 mm tienen ahora menos recorrido. A estos cambios hay que sumar el peso del carenado (unos ocho kilos) aunque es de esperar que la velocidad punta mejore notablemente.

¿Y cómo va?

Nada tiene que envidiar en la posición de manejo a las pisteras de cilindradas mayor y ello es el primer gran mérito que le encontramos. Su asiento es bajo (820mm) y es realmente liviana (137 kilos), por lo que es fácil de maniobrarla desde abajo. El sonido de su motor, es un tanto agudo y es en definitiva el gran delator de que a tan agresiva moto,la impulsa un motor chico. Sin embargo, al momento de ponerla a girar se terminaron muchos de los complejos que nos había generado su escasa cilindrada. Básicamente porque su pequeño propulsor empuja con bastante decisión desde abajo. Su pantalla digital es amplia y además de acusar la velocidad, se complementa con un tacómetro en barras que para sorpresa nuestra, escala rápidamente. De echo, cuenta con una luz testigo roja (corta a las 10.500 vueltas y a los 138 km/h) que acusa el momento en el que debe meter la marcha siguiente (tiene seis), que por cierto se parpadeó en varias ocasiones. No podemos determinar cuál fue la su velocidad final en un trazado como el Cóndor Copina, donde las curvas y contra curvas aparecen y desaparecen constantemente. Pero si pudimos comprobar que puede llegar los 130 km/h en tramos rectos sin ningún tapujo

Conclusión Se trata de una excelente opción para aquel que quiere iniciarse en el segmento de las “pisteras” y aquellos de talla chica, serán los que mejor a se sientan a gusto. Su única rival directa, sería la Kawasaki Ninja 250, pero la KTM tiene mejor relación peso/potencia.

Para los que quieren un poco más de pimienta en el puño derecho y quienes tengan una contextura más robusta, tendrán que esperar por la RC 390, la cual llegará antes de fin de año. Mientras tanto, la diversión está asegurada a bordo de este pequeño “torpedo” que a más de uno lo convencerá también por su muy buen precio de lanzamiento: $105.000 (incluye casco LC2)

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 14 Comentarios

Prueba de Manejo: Kia Carnival

Palabra de longboard. Salimos a probar la última generación de la van de Kia. Para ello, nada mejor que buscar pasajeros que se interesen moverse en “manada” con todos sus bártulos. A continuación: «cuando la Kia Carnival se transformó en el vehículo oficial de skaters».

Los autos con muchas filas de asientos, son un anhelo de todos. Aunque uno no disponga de una familia tan numerosa, subirse a un modelo con varias butacas, lo lleva a uno a proyectar a un increíble viaje. Algunos lo imaginarán con todo lafamilia (hijos, abuelos, sobrinos, cuñados, etc) Otros en cambio, se imaginarán con todos los amigos, lo cual ya le pone un condimento especial al trayecto, independientemente del destino.

Y esto fue justamente lo que le sucedió a Matías, un joven con una tabla de longborard bajo su brazo, que estaba presenciando nuestra Kia Carnival, mientras le hacíamos fotos de su amplio interior.

“Con algo así, cargo a toda la banda y hasta el Cóndor Copina, no paramos” (risas). Si bien, no le pudimos cumplir tal sueño al extrovertido joven que no dudo en trepar a la Carnival apenas lo invitamos a conocerla desde adentro, le hicimos pasar una tarde diferente. A él, y por supuesto, a su banda de amigos que pasamos a recoger.

kia carnival - Prueba de manejo 7

Para entender un poco el mercado actual de este tipo de modelos para muchos pasajeros, hay que decir que desde ya, es un segmento acotado. Que de la totalidad de ejemplares, solo el Mercedes Benz Vito, es de origen nacional y que el resto todos son importados, como el caso de esta Kia que viene Corea del Sur. Que su contrincante por excelencia es la Hyundai H1 que dispone espacio para 12 personas, mientras que la Carnival puede cobijar once. Ninguna de las tres que mencionamos queda afectada por ninguna escala del impuesto interno, por ser considerados vehículos utilitarios.

kia carnival - Prueba de manejo 9Donde el modelo de Kia más se despega del resto de los modelos para varios pasajeros, es en su estética. Es realmente llamativa y pese a su tamaño transmite la sensación de ser un vehículo veloz y para nada perezoso. Esto, lo logra gracias a su frontal bien agresivo, con su parabrisas tirado atrás y su amplia parrilla con seis franjas horizontales. Ni hablar de sus imponentes ópticas con luces de posición en LED, que le dibujan una suerte de ceño fruncido.

kia carnival - Prueba de manejo 6

Mencionamos su tamaño y desde afuera cuesta creer que puedan entrar once personas. Es que si bien mide 5,11 metros de largo, es decir como casi todos sus posible rivales, está perfectamente proporcionada, y da toda la sensación que es más pequeña. Esto en parte, se debe a su silueta muy aerodinámica (la versión Premium que probamos cuenta con puertas laterales con apertura y cierre eléctrico) y su remate muy bien logrado que dispone de un spoiler que le da un toque hasta deportivo podríamos decir. Incluso, sus llantas de 18 pulgadas de diez rayos, también le dan ese plus que nada tiene que envidiar a un buen citadino de perfil atlético.

kia carnival - Prueba de manejo 10

Pocas veces nos pasó encontrar tal nivel de terminación y calidad puertas adentro en un auto, a no ser de que se trate de alguno que pertenezca a marca Premium, tipo Audi, BMW o Mercedes Benz, por mencionar las más populares. Desde las tonalidades (marrón claro) de los asientos, la predisposición de las butacas, el plástico suave al tacto de su consola, los acabados de sus paneles, todo es de una calidad superlativa.

Además de una enorme cantidad de detalles que van apareciendo como: los comandos en el techo de la climatización que se ubica en la segunda fila, los cuatro plafones de luces de cortesía para todas las filas,16 posa vasos, una importante gaveta portaobjetos de la consola central, un puerto USB específico para recarga de celulares y una toma de 12 volts.

kia carnival - Prueba de manejo 5

Pero vamos lo importante: su espacio interior. No había alternativa de hacer un test drive de un auto para varios pasajeros, sin pasajeros. Es por ello, que pasamos buscar a un grupo de skateres, o mejor dicho de longboard, para probar la capacidad de carga de la Carnival. Si bien, tiene espacio para once pasajeros, en caso que se despliegue la cuarta fila que está oculta, no queda espacio para el baúl, y realmente lo necesitábamos para cargar las tablas.

kia carnival - Prueba de manejo 1

Es por ello, que tuvimos que ponernos en rol de un guardia de seguridad en la puerta de un boliche para delimitar en siete, al número de pasajeros. Antes de sugerirles el modo de ubicarse, ellos solos empezaron a hacerlo: “Yo adelante, porque soy el más alto”. “Las mujeres en los asientos del medio, porque son las más menuditas”, se escuchaba de atrás. “Yo quiero la ventanilla para bajarla”.

En fin, una vez todos arriba emprendimos el trayecto hacia una popular calle al costado de la Embajada de Inglaterra, que por su pronunciado descenso, es el manjar de estos jóvenes. ¿Cómo vamos?, les pregunte. A lo que respondieron: “De diez, vamos hasta el Cóndor Copina, insistía Matías, quien ganó el asiento del acompañante y que hay que decir es el más cómodo de todos, junto al del conductor.

kia carnival - Prueba de manejo 3

LLegados al destino, había que bajar a estos ansiosos jóvenes, quienes necesitaron que  primero bajen los de la segunda fila de asiento, las cuales se reclinan y se desplazan de manera longitudinal. Las butacas centrales, donde iban las dos únicas mujeres del grupo, se pliegan y ello ayuda también al descenso, ya que se arma una especie de pasillos cuando estas rebatidas.

kia carnival - Prueba de manejo 2

Otro de los pilares de la Carnival, además de su habitabilidad y lujo puertas adentro, es la respuesta de su motor: un turbo diésel CRDI 2.2 litros de 197 caballos. Se trata de un impulsor de 4 cilindros, 16 válvulas e inyección directa Common Rail -el mismo que equipa a la Sorento- que está asociado a una caja automática de 6 velocidades. Esta transmisión, ofrece opción de pasaje secuencial de las marchas desde el selector. Junto a éste se incluye un botón con la sigla “Eco”, que al presionarlo modifica la respuesta del motor, la caja y el aire acondicionado para favorecer el ahorro de combustible.

Sorprende el nivel de respuesta que se obtiene, considerando que es un vehículo grande que pesa cerca de dos toneladas. En tramos de autopista, el pique que agarra, es realmente notorio. Si, es un poco complicado estacionar y entrar en esas cocheras de varios pisos, donde el ángulo de giro es realmente reducido.

Sin embargo, nada opaca su excelente confort de marcha, que además tiene el plus que su consumo, el cual está más que correcto si se piensa que son once los que pueden ir adentro: Unos 8,5 litros cada 100 kilómetros, andando tanto por ciudad como por ruta.

Como dijimos al principio, la Carnival representa una solución concreta a las familias numerosas, pero también se posiciona como el vehículo ideal para llenarla de amigos y viajar sin demasiado Tampoco hace falta andar siempre con once personas y en ese caso, una familia tipo, puede viajar holgada sin que ello afecte al confort y a la agilidad de moverse por la ciudad. Al fin y al cabo mide casi como una camioneta y de estas hay cada vez más por las calles de nuestro país.

Seguridad: ofrece de serie, programa electrónico de estabilidad (ESP), seis airbags (frontales, laterales y de cortina que cubren hasta la 4ª fila de asientos), anclajes Isofix para sillas infantiles (en las butacas laterales de la 2ª fila), faros antiniebla delanteros y trasero y asistente al arranque en pendientes, entre otros.

Equipamiento: Se ofrecen dos versiones. La denominada Full viene con: frenos ABS con EBD, control de estabilidad, asistencia al arranque en pendiente, seis airbags, anclajes Isofix, llantas de aleación de 18”, dos puertas laterales de apertura manual, climatizador de tres zonas y equipo de audio con Aux/USB/Bluetooth. La versión Premium agrega dos puertas laterales de apertura eléctrica, portón trasero de apertura eléctrica, butaca del conductor con ejuste eléctrico, tapizado en cuero y pantalla táctil multimedia con cámara de retroceso. 

Ficha técnica Modelo: Kia Carnival Fabricado en: Corea del Sur Garantía: 5 años o 100 mil kilómetros Motor: Diésel 2.2 Turbo diésel de 197 CV Caja: Automática de 6 marchas Medidas: Largo: 5.11 metros. Ancho: 1.98 metros. Alto: 1.75 metros. Distancia entre ejes: 3.06 metros

Precio $804.805 (Carnival Full) y $882.205 (Carnival Premium)

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 142 Comentarios

Motriz (C) 2013