Así será el Jeep Renegade 2019

El SUV más chico que revolucionó la marca estrenó cambios que primero se verán en la versión europea, pero que  llegarán al Mercosur. Estas son algunas de las novedades

De los últimos pasos del grupo FCA, que aglutina las marcas Fiat, Chrysler, Jeep, Dodge y Ram, el Renegade ha sido uno de los más importantes.

El pequeño SUV con el logo de Jeep llegó para revolucionar una marca que tiene una larga historia y tradición en el mundo de los “todoterreno”, pero que en algunos mercados, entre ellos la Argentina, resultaban tan caros y exclusivos que eran “para unos pocos”.

Lo que logró la compañía con este modelo fue “democratizar” la posibilidad de tener un Jeep, con una versión más chica de entrada de gama, pero con las cualidades de cualquier modelo de la marca en cuanto a sus características y virtudes casi únicas para el mundo off road.

El otro elemento clave para alcanzar este objetivo fue que la marca americana comience a fabricar en Brasil, para lo cual realizó una importante inversión y donde también se produce el Compass desde el año pasado. Esto permite evitar varios impuestos que encarecen los 0km.

El Renegade, de hecho, es uno de los  que más crece en ventas en la Argentina desde que llegó al mercado hace tres años (leer más), con un acumulado en 2018 que llega a 112 por ciento.

En cuanto al Model Year 2019, fue expuesto en el Salón del Automóvil de Turín, en el parque Valentino. La ubicación, según explica FCA, fue elegida para rendir homenaje al modelo que establece un nuevo referente en el segmento B-SUV combinando la capacidad todoterreno de Jeep con dimensiones y un carácter perfecto para disfrutar de un estilo de vida urbano

En las primeras imágenes, los cambios que se advierten son leves y se concentran en el frontal, con nuevos faros de leds y cambios en las luces antiniebla. También tiene retoques en las tomas de aire y el paragolpes delantero.

En cuanto a la parrilla, elimina las terminaciones en plástico negro por uno cromado, que se integra mejor en el conjunto y que le da un aire más moderno y estilizado.

Los paragolpes delanteros también reducen las superficies en plástico negro, ya que las dos salidas de aire a los laterales del frontal van enmarcadas por la propia carrocería y no por las defensas. De esta manera, el Renegade se aleja de su acento off road para ofrecer un aspecto más urbano.

De atrás, las ópticas mantienen su diseño tan personal, caracterizado por la X, aunque suma una tecnología led con estética tridimensional.

Además de los cambios de diseño, en Europa una de las novedades son los nuevos motores nafteros turbo de tres cilindros (1.0 de 110 cv) y otro cuatro cilindros (1.3 de 150 y 180 cv).

Todavía no se sabe cuáles de estos cambios y cuándo llegarán al modelo fabricado en el Mercosur, pero es casi un hecho que serán aplicados ya que en los planes que anunció el grupo para los próximos años tanto el Renegade como la región de Latinoamérica son muy importantes para el futuro de la compañía.