En la cocina del Rally con el Toyota Gazoo Racing

Desde Córdoba. El parque de asistencia en Carlos Paz, es la cita obligada después de los tramos de carrera. Allí vivimos el fenómeno Jari-Matti Latvala (Toyota  Gazoo Racing), y hablamos con el ex copiloto cordobés más popular: Martín Christie.

Mientras que en las sierras el público se desvive con cada pasada de los World Rally Car, el parque de asistencia se ha convertido en la otra cita obligada de los fanáticos. Es que allí, mientras un ejercito de mecánicos reparan en tiempos sorprendentes a los castigados autos ante la vista de todos, es el momento ideal para poder ver los pilotos (no todos) deambular a centímetros del público y con algunos hasta poder tomarse fotografías y autografiar alguna que otra remera.

Motriz estuvo hoy sábado en “la cocina” del Toyota Gazoo Racing observando en primera persona cómo reparaban el castigado Yaris Jari-Matti Latvala, quien en este segundo día de competencia se encuentra quinto a +1m24s6 del líder Elfyn Evans (Ford Fiesta RS).

Y el comentario de quienes estuvimos allí fue contundente: “Matti Latvala, es el nuevo mimado de los cordobeses”. Y para que no lo sea. Es que además de sus indiscutible dotes para llevar al Yaris siempre al límite, es el piloto que más congenia y realiza devoluciones a las constantes muestras de afecto del público.

Así como en su momento fue Colin Mc Rae, o más cerca aún, así como lo fue el 8 veces campeón Sebastian Loeb. Latvala, se toma su tiempo, se toma fotos, recibe obsequios y dibujos, como el que le hizo una pequeña fanática a la cual hizo ingresar a la carpa de la marca.

Y hasta se animó hacer un trueque con un fan que a cambio de una bandera de aliento, Latvala no dudó en sacarse la gorra y regalarsela. ¿El muchacho? Feliz. Aplausos para el piloto de Toyota.

Pero la cosa no termina ahí, y es que en el parque de asistencia nos encontramos con una palabra calificada de rally mundial, y para colmo, es cordobés. Nos referimos a Martín Christie, copiloto que corrió 20 veces el Rally de Argentina y que salió 2 veces campeón del mundo (en el 97 con Raúl Sufán a bordo de un Toyota Célica y con Gustavo Trelles en el 98 con un Mitsubishi Lancer). Invitado por Toyota, Martín se merodeó entre el saludo de conocedores de su trayectoria, siempre tímido y cauto. Nosotros prendimos el grabador y le hicimos un par de preguntitas:

Motriz: ¿Cuanto tiempo pasó de la última vez que te subiste a la butaca derecha de uno auto de rally?

Martín Christie: Mi último rally fue en el año 2011 y hoy me ves aquí por mi amistad con Darío Ramonda (director del equipo Toyota del TC 2000) y con Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina, quienes me pidieron que sea parte del contingente de invitados.

Motriz: Ahora te pregunto al reves. ¿Te acordás cuando te subiste a un auto de rally por primera vez?

Martín Christie: El rally comenzó a correrse aquí en el país y en el año 81 debute yo con Gabriel Raies en el gran premio de la montaña aquí en Córdoba y encima ganamos con una berlina 125. A partir de ahí hasta 1999, puedo decir que me considero un profesional del rally, corrí todos los años. Hice del rally mi medio de vida y realmente pienso que me fue muy bien.

Motriz: Saliste dos veces campeón de mundo, pero la gente te recuerda más con la dupla Jorge Recalde, pese a que no ganaste campeonatos con él. ¿A que crees que se debe eso?

Martín Christie: Es verdad, entre el 90 y el 96 corrí con Jorge Recalde con Lancia y luego un Toyota Celica, y si bien ganamos varias carreras, nunca ganamos campeonatos. Calculo que por la forma exquisita que tenía de manejar y por la naturalidad que tenía de andar a fondo en todo momento.

Motriz: ¿Estás ligado al rally de alguna manera?

Martín Christie: Estoy totalmente alejado de la actividad del rally.Estoy hace dos años asesorando a Luis Perez Companc en sus actividades deportivas que ahora se limitan a carreras de autos clásicos, a eso me dedico ahora desde hace dos años a esta parte. He perdido el tren real de lo que es esta categoría del rally.

Motriz: Estamos en un parque de asistencia. ¿Cómo era este servicio en tu época?

Martín Christie: Antes se preparaban los autos a la orilla de la ruta. Al tiempo recién aparecieron los parques de asistencia, y yo alcance a vivirlos. Lo lindo de esto es que la gente tiene la posibilidad de ver los autos de cerca y a los pilotos. A la gente le gusta esto, que pueda pedir autógrafos. Es mucho más entretenido que estar sentado en un tribuna mirando desde lejos correr a los pilotos en una pista.

Motriz: De lo que viste de afuera, ¿Qué te sorprendió de estos nuevos autos?

Martín Christie: Me sorprendió terriblemente la tracción que tienen. Me sorprendió como salen los autos disparados a pesar de la tierra, sin patinar. Eso era el gran problema histórico en nuestra época.

3 potencias se saludan: Martín Christie junto a su ex rival Tommy Hakkinen (Director del equipo Toyota Gazoo WRC) y Daniel Herrero (Presidente de Toyota Argentina)

Tagged with: , ,