Chevrolet Cruze, ahora de cuerpo y corazón argentino

El nuevo modelo global que fabrica la marca del moño en Alvear, provincia de Santa Fe, ya no solo cuenta con la carrocería y plataforma local, sino que el motor también se hace en nuestro país. En una visita a las  instalaciones vimos como operan “a corazón abierto” y cómo se logró el producto más moderno de la región

Desde Alvear, provincia de Santa Fe. El lanzamiento del nuevo Cruze global fue un antes y un después para Chevrolet en la Argentina. Se trató de la presentación más importante de la marca en el país, no solo por la calidad del producto, ahora con plataforma global, sino porque el lugar elegido para su fabricación fue nada menos que la conocida como “planta de Rosario”.

El 3 de mayo de 2016 se empezó a comercializar la versión sedán y a fines de ese mismo año se completó la gama con el hatchback.

Sin embargo el nuevo producto que logró ubicarse por encima de la media en calidad, diseño y performance, le faltaba un “toque argento”, y la gran apuesta se completó hace pocos días con la incorporación del motor producido también en la Argentina, en la misma planta de Alvear.

De esta manera, el Cruze es, desde ahora, uno de los pocos modelos de fabricación nacional que tienen “cuerpo y alma” argentino, y que tiene además la última tecnología.

Con la excusa de presentar este combo (hasta ahora habíamos probado el auto con motor mexicano), Chevrolet organizó un recorrido por la planta y hasta allí llegamos a bordo de un Cruze con nuevo motor local. Lo manejamos en la ruta por casi 300 km entre Buenos Aires y Rosario y luego recorrimos las instalaciones y conocimos en detalles desde la producción hasta el destino final del auto y los motores.

Camino a la globalización

La planta de Alvear nació en diciembre de 1997, y allí se fabricó durante una década uno de los vehículos más recordados en la historia de la marca, el Classic. Tiempo después se sumó el Agile.

En 2015, la sede local de Chevrolet fue ganadora del proyecto Fenix, es decir, un plan de modernización que implicó una inversión de u$s740 millonesa, unos u$s500 millones para el auto y otros u$s240 millones para los motores.

Lea: GM inauguró la planta donde fábrica el Cruze II

Con esta innovación, la planta quedó a la altura de las plantas más tecnológicas de la compañía como Polonia, China y Tailandia, entre otras. Con una capacidad instalada de 80.000 unidades, la fábrica se encuentra operando ahora al 62% de sus posibilidades, ya que la caída del mercado brasilero obligó a mermar la producción.

Del total de vehículos, 35.000 se destinan al país vecino, unas pocas centenas a Paraguay y Uruguay y el resto se vende en el mercado local.

Con esta nueva generación, no solo que el Cruze incrementó su participación en el mercado local sino que se convirtió en uno de los modelos del segmento C mejor posicionados. El hatchback pasó de una participación de  una participación de 3,2% en mayo de 2016 (cuando se vendía el anterior) a 19,9% en mayo de este año. El sedán, por su parte, pasó de 4,8% a 13,4 por ciento.

En cuanto a las características del motor, tiene una mecánica de última generación, y cuenta con el aval de ser chico y con turbo, una de las tendencias en el mercado mundial, que está adoptando motorización más pequeñas, que gasten menos combustible y contaminen menos el medio ambiente, pero que gracias al turbo no pìerdan potencia.

Se trata de un motor 1.4 turbo de la familia Ecotec, de 153 cv de potencia a 5000 rpm y un torque de 245 Nm a 2000 rpm. El mismo se produce también en una versión Flex para Brasil y una opción que puede funcionar con GLP (Gas Licuado de Petróleo) para mercados europeos (se exporta a Inglaterra).

La producción de esta nueva familia de propulsores se lleva a cabo en un espacio de 16.970 m2, llamada SGE Small Gasoline Engine.  Cuenta con 56 robots y produce un total de 252 motores diarios. Está dividida en cinco áreas:

  • Un área de tapa de cilindro, submontaje
  • Un área de tapa de cilindro, línea mecanizada
  • Un área para el trabajo del block
  • La línea de montaje
  • Armado de Kit

La proporción de piezas nacionales que utilizan en la producción del motor todavía es muy baja, pero los planes son de seguir ampliando el porcentaje de integración nacional. En el caso del auto supera el 30 por ciento.

Claudio Vulcano, director de la planta de GM Alvear

Claudio Vulcano, director del Complejo de Alvear, se mostró orgulloso de la planta, y dijo que actualmente están cubriendo la demanda, pero que el incremento de la producción (pueden fabricar hasta 120.000 autos) dependerá del mercado y de la posibilidad de que la planta de Rosario sea merecedora de otro proyecto.

Es decir, por las características del lugar, Vulcano aseguró que en Alvear se podrían fabricar otros modelos, y que el actual motor 1.4 está preparado para equipar diferentes productos, como podría ser un SUV.

El nuevo Cruze
El nuevo modelo para el segmento C se convirtió en un buen producto no solo por calidad y perfomance, sino también porque dio un vuelco en estética, con las mismas líneas de los Chevrolet de última generación.

Lea: Chevrolet develó el nuevo Cruze

En materia de diseño, el nuevo Cruze 5 cuenta con una carrocería ampliada en dimensiones, con mayor distancia entre ejes lo que otorga una espacio interior más cómodo. También luce un frontal totalmente renovado, siguiendo las líneas que inauguró la versión sedán, con la nueva imagen de la marca que se caracteriza por la parrilla dividida en dos partes acompañada de los faros alargados.

Chevrolet cruze

En seguridad, este modelo también está un paso adelante. Tiene control de estabilidad y tracción en todas las versiones, además de asistente de mantenimiento de carril, y se completa con el sistema OnStar, un servicio con el cual, al apretar un botón, brinda asistencia al conductor y conserjería en tiempo real.

 

 

 

 

Tagged with: , , ,